Casco histórico

Monreal alberga un precioso casco histórico con casas de gran belleza, algunas de las cuales están presididas por escudos que dan fe de su noble origen. Merece la pena pasear tranquilamente por las calles adoquinadas de Santa Bárbara, El Burgo y Mayor que conservan su traza medieval.

En la Edad Media y como su propio nombre deja entrever, la actual Plaza del Mercado fue escenario cada viernes de un ferial. En 1466, la princesa doña Leonor, como premio a la lealtad mostrada por Monreal hacia su padre el rey don Juan II en la disputa de éste con su hijo el Príncipe de Viana, concedió a la villa el privilegio de celebrar un día de mercado. A sus asitentes se les permitía comprar y vender sin pagar impuestos ni derechos y se les garantizaba la seguridad. La actual plaza alberga el colegio público Santa Bárbara y una zona de parque infantil.

De la actual calle Mayor desciende perpendicularmente la calle de Cuchillería, zona en la que se encontraba la antigua judería. Además de la sinagoga y el fosal, de los que no se conserva resto alguno, el recinto de la judería era una auténtica fortaleza para los monrealeses de la Edad Media.