Recorrido de las bordas

Distancia: 14 kilómetros.

Dificultad: Media.

Tiempo: 4-5 horas.

Esta excursión supone una variante de la vuelta a la Higa. En este sentido, el recorrido es el mismo hasta el cruce situado en el kilómetro cinco (distancia aproximada si se sale desde Monreal). Allí, el excursionista deberá continuar recto de manera que dejará a su mano derecha el camino que sube a Unzué y a su izquierda, el que conduce a La Higa. Tras un kilómetro de caminata entre hermosas hayas, la senda se bifurca por lo que se deberá seguir por la derecha hasta alcanzar el riachuelo que baja del barranco. Merece la pena detenerse en este punto ya que es uno de los parajes más bonitos del recorrido. Desde este lugar y tras cruzar el río con cuidado para no mojarse, se debe subir por un camino de mucha pendiente que zigzaguea y que dejará a mano derecha la primera borda del recorrido: la borda de Ibarrola. Un vez finalizada la cuesta, se continúa unos quince minutos por el mismo camino hasta llegar a la borda de Cascante, construcción que conserva en bastante buen estado sus muros y planta original. Este es un buen lugar para reponer fuerzas y relajarse entre las hayas y la naturaleza del paraje.

Desde aquí hay que retroceder unos 100 metros para coger la denominada “Senda de Medios” que está indicada con un cartel. Esta vereda llevará al excursionista hasta una cuesta empinada por la que deberá bajar 200 metros para llegar así a la llamada “Senda de las vacas”. Si se tiene tiempo, en un desvío a mano derecha de esta senda se puede visitar una tercera borda llamada la “Borda de las Vacas”. Este camimo conducirá hasta el collado que se encuentra detrás de La Higa. Desde este lugar, se tomará el mismo camino que se sigue para dar la vuelta a La Higa. Esto es: bajar por el “Purgatorio” hasta llegar a la carretera.